Descubre qué es la nutricosmética

La nutricosmética son productos nutricionales que ayudan a mejorar la función y estructura de la piel. Pertenecen a una nueva categoría: los productos de belleza que trabajan de dentro afuera para mejorar el aspecto externo de la piel.

La nutricosmética representa un segmento de mercado de alto potencial, situado a caballo entre los complementos de cuidado de la piel y los complementos alimenticios.

“Mi piel es el reflejo más fiel de mi belleza natural. La piel muestra al mundo exterior lo bien que se siente mi cuerpo por dentro… Como todos, quiero mejorar mi aspecto externo y esconder las imperfecciones más visibles. Pero eso no es todo: lo que realmente quiero es sentirme bien en todo el cuerpo. Cuando me siento bien y con autoconfianza, mi piel tiene un aspecto genial.”

¿Por qué es importante cuidar la piel desde fuera y desde dentro?

La piel es un reflejo de cómo nos sentimos por dentro. Cuando nuestra piel está sana, nos sentimos más bellas y nuestra imagen de nosotras mismas mejora. Lo que consumimos para alimentar nuestra piel durante nuestros años de crecimiento se refleja en la forma de la piel y su buen estado en los años posteriores. De ahí que, para retrasar la aparición de imperfecciones como las líneas de expresión, las manchas de la edad y las arrugas, el cuidado de la piel debería empezar a una edad temprana. Precauciones básicas, como la aplicación habitual de protector solar, limpiar e hidratar la piel, llevar una dieta adecuada para la piel que incluya frutas y verduras, deberían formar parte de nuestra rutina diaria lo antes posible en nuestra vida.

¿Por qué es importante hidratar la piel desde dentro?

El uso tópico de soluciones hidratantes no es suficiente para asegurar una hidratación óptima. La protección y el refuerzo de las estructuras internas de hidratación es esencial para mejorar la hidratación de la piel. Si las células de la piel no se nutren desde dentro, el efecto se ve desde fuera y la piel pierde su elasticidad y su aspecto radiante.

La hidratación interna revive el esplendor natural de la piel, fomenta la suavidad y elasticidad, y retrasa la aparición de las líneas de expresión y arrugas.

¿Qué le pasa a la piel cuando duermo?

El sueño es una fase restauradora de nuestro ciclo diario. Mientras dormimos por la noche, el proceso de reparación de las células dañadas y la regeneración de nuevas células se pone en acción en la piel. Se eliminan las células muertas de la piel y nuevas células pasan a ocupar su lugar. Estos procesos de rejuvenecimiento son sumamente importantes para la salud de la piel, y para que esta tenga un aspecto radiante.

¿Qué cambios provoca en tu piel el envejecimiento?

Envejecer es algo inevitable. No obstante, la rapidez con la que la piel envejece y lo pronto que aparezcan los signos del envejecimiento dependen de muchos factores, como el estilo de vida, la dieta, la genética y los hábitos personales. Según envejecemos, ocurren ciertos cambios internos, como la descomposición del colágeno y la elastina, la deshidratación y la ralentización de la regeneración celular. Estos cambios provocan manifestaciones externas, como la pérdida de elasticidad y la aparición de las líneas de expresión y arrugas.

  • Descomposición del colágeno y la elastina. El envejecimiento causa muchos cambios graduales en el grosor de la dermis. Estas moléculas esenciales (el colágeno y la elastina) se generan a una velocidad más lenta, lo que lleva al deterioro de la elasticidad de la piel y de la capacidad de la piel para rejuvenecerse y repararse a sí misma.
  • Pérdida de la hidratación. La estructura de la barrera de la piel también sufre cambios por el envejecimiento, como alteraciones en el contenido lipídico y reducciones en el “pegamento intracelular” que mantiene unidas las proteínas. El volumen de una molécula esencial para la hidratación, el ácido hialurónico, también comienza a disminuir. Esta pérdida, junto con una barrera que está en peligro, causa que se pierda hidratación más fácilmente y disminuye la elasticidad en la piel envejecida.
  • Arrugas. Según envejecemos existe una reducción en el colágeno y la elastina existentes en los tejidos de la dermis y la deshidratación de la capa córnea se vuelve más pronunciada. El resultado es una pérdida de la firmeza y elasticidad de la piel, lo que a la larga lleva a la aparición de arrugas en la superficie de la piel y a una pérdida de la elasticidad.
piel envejecida
En la imagen de la izquierda podemos observar una piel envejecida, con colágeno insuficiente. Y a la derecha una piel con el colágeno suficiente, así la piel es más capaz de retener el ácido hialurónico y el agua.

¿Cómo afecta tu salud interna a la piel?

La piel es un espejo de nuestro estado de salud interno. Cualquier cambio interno negativo se ve reflejado en varios problemas cutáneos que se manifiestan externamente.

Si todos los aspectos internos de la salud están bien, la piel normalmente tiene un aspecto radiante y resplandeciente. Por el contrario, un declive de nuestra salud se ve reflejado en el aspecto de nuestra piel, su elasticidad, color, tono y textura.

Por ejemplo, si nuestros niveles de hierro caen, los niveles de hemoglobina y glóbulos rojos también caen. Como resultado, la piel empieza a tener un aspecto pálido y aparecen las ojeras. Otras deficiencias nutricionales tienen otros efectos adversos y visibles en el aspecto de la piel. Por ejemplo, una deficiencia de vitamina A puede dejar la piel con un aspecto áspero y escamoso.

El aspecto externo de la piel es un reflejo de nuestro bienestar y armonía internos: nos da una pista de lo que está sucediendo dentro del cuerpo. Así que, si no cuidamos lo suficiente nuestro cuerpo, los efectos serán visibles en el estado de nuestra piel.

¿Mi piel necesita nutrición durante el día y durante la noche?

Durante el día, la piel está expuesta a los dañinos rayos UV, contaminantes, factores de estrés ambientales y mucho más. Todos estos factores pueden tener un efecto negativo en la barrera de la piel. Nutrir la piel a lo largo del día puede ayudar a defender y reforzar la integridad de la estructura de la piel y mejorar la funcionalidad de la barrera de hidratación de la piel.

Durante la noche, dormir proporciona una oportunidad para que las células de la piel se reparen y rejuvenezcan. De ahí que sea importante que la piel reciba una nutrición adecuada y sea así capaz de beneficiarse de las condiciones apropiadas para asegurar que estos vitales mecanismos de rejuvenecimiento puedan funcionar correctamente.

Una buena nutrición es clave para una piel sana. Aquí tenemos algunos ejemplos de nutrientes que pueden ayudar a mantener una piel sana:

  • Frutas y verduras de colores vivos, ricas en fitonutrientes.
  • Frutas del bosque, que contienen una gran combinación de nutrientes.
  • Cereales integrales, que son una buena fuente de fibra.
  • Productos TRUVIVITY BY NUTRILITE™

Por otro lado, una dieta alta en carbohidratos refinados o alimentos procesados y grasas poco saludables contribuye a un envejecimiento más rápido de la piel.

Productos TRUVIVITY BY NUTRILITE™

Acabamos de ver que recomendamos TRUVIVITY BY NUTRILITE™ como nutrición clave para una piel sana. Es la respuesta más acertada a todo lo comentado en el artículo.

Deja un comentario